¿Qué importancia tiene conocer tu vehículo?

Una vez culminado el proceso de escoger el modelo, color y características ideales, viene el momento de la compra y de saber cómo se siente estar detrás de un volante con el respaldo de la marca Volkswagen. Puede parecer que la meta se ha alcanzado, ya que se tiene un vehículo de excelente calidad, con altos estándares de seguridad y que se adapta a los gustos del propietario, sin embargo, la relación con el vehículo apenas comienza.
 Un encuentro muy cercano

Conocer las especificaciones y el mantenimiento que debemos brindarle será la garantía para amparar su durabilidad. Existen ciertos indicadores que señalan cuándo algo anda mal y requiere de la atención especializada; uno de ellos está justo frente a los ojos del conductor y es el Panel de Instrumentos o Clúster, el cual permite visualizar y monitorear algunos de los elementos operativos del vehículo. Así mismo, indica el número de kilometraje para saber cuál es el momento oportuno para hacerle el servicio o mantenimiento preventivo al vehículo, estar pendiente de cada uno de los indicadores o luces de advertencia en el tablero ayuda a prevenir accidentes y daños en los componentes vitales del vehículo. Entre ellos: motor, sistema eléctrico, etc.

• El cambio regular del aceite le regala vida al motor

Otro elemento de suma importancia, es el cambio del aceite y filtro, ya que éstos son los ingredientes claves para el óptimo funcionamiento del motor, es necesario constatar que su reemplazo sea en los términos establecidos por el fabricante. El cambio regular previene el desgaste prematuro del motor y le asegura al propietario un vehículo confiable a largo plazo, igualmente, un aceite limpio estabiliza la vibración del motor, reduce los ruidos, restaura la aceleración y mejora la conducción en alta velocidad. Otro componente que se debe verificar periódicamente es el filtro de aire, ya que así se logra un correcto funcionamiento en el sistema de inyección del motor con una combustión limpia que beneficia la pureza de nuestro ambiente.

• La cuenta del kilometraje un indicador esencial

Conocer con exactitud el kilometraje del carro así como los tiempos pertinentes para la sustitución de ciertas piezas debe ser una práctica habitual para todo aquel que desee mantener un vehículo en insuperables condiciones, un ejemplo de ello es la correa de sincronización, la cual mantiene al pistón y las válvulas de admisión y escape “sincronizadas” durante la operación, ésta debe ser remplazada dentro del plazo recomendado, su omisión podría causar fatiga o eventualmente la ruptura definitiva, originando severos daños y altos costos de reparación.

• Cada pieza cuenta

Por otro lado, otro punto a considerar y que todo usuario debe conocer es el sistema de enfriamiento, el cual está constituido por cinco componentes claves: radiador, bomba de agua, termostato, mangueras, y líquido refrigerante, con su óptimo funcionamiento evitamos el óxido, la corrosión y en consecuencia mantenemos la temperatura ideal de trabajo del motor.
Para finalizar este breve pero útil recorrido por las principales partes del vehículo están las bujías, las cuales cumplen la función de llevar un alto voltaje a la cámara de combustión del motor, y lo convierte en chispas, encendiendo la mezcla aire-gasolina., su cambio garantiza una apropiada marcha.